martes, 18 de marzo de 2008

Cuida el Agua: Estadisticas y Consejos


¿Podrias imaginas tu vida sin agua? La mayor parte de nuestras acciones en la vida giran entorno al agua y simplemente nuestra sobrevivencia depende de este liquido. A lo largo del planeta los seres humanos usamos agua todos los días. La usamos en el baño, la casa, la industria, los parques acuaticos, para regar tu jardin, para nuestro consumo y en muchisimas cosas que tal vez ni imagines. Lo extraño es que solamente utilizamos un porcentaje pequeño para nosotros ya que el 2 % es hielo y está en los polos, y sólo el 1 % de toda el agua del planeta es dulce eso deja en un 90 % de agua salada. Es muy poca el agua del que dependemos y nos estamos terminando todo. No solo los rios y lagos, si no todos los mantos acuiferos, ojos de agua y los oceanos. Estamos terminando con todo. Las industrias usan cada vez mas agua y la contaminan con sus vertederos y nosotros en casa los que tenemos el privilegio de tener agua potable y agua para bañarnos la desperdiciamos día con día. La escazes del agua cada vez es mas notoria. Aproximadamente 1.100 millones de personas, es decir, el 18 por ciento de la población mundial, no tienen acceso a fuentes seguras de agua potable, y más de 2.400 millones de personas carecen de saneamiento adecuado. En los países en desarrollo, más de 2.200 millones de personas, la mayoría de ellos niños, mueren cada año a causa de enfermedades asociadas con la falta de acceso al agua potable, saneamiento inadecuado e insalubridad.

Estadísticas clave

Aunque el 70 por ciento de la superficie del mundo está cubierta por agua, solamente el 2.5 por ciento del agua disponible es dulce, mientras que el restante 97.5 por ciento es agua salada. Casi el 70 por ciento del agua dulce está congelado en los glaciares, y la mayor parte del resto se presenta como humedad en el suelo, o yace en profundas capas acuíferas subterráneas inaccesibles.

Menos del 1 por ciento de los recursos de agua dulce del mundo están disponibles para el consumo 17 por ciento más de agua para cultivar alimentos para las crecientes poblaciones de los países en desarrollo, y el consumo total del agua aumentará en un 40 por ciento. La tercera parte de los países en regiones con gran demanda de agua podrían enfrentar escasez severa de agua en éste siglo, y para el 2025, dos tercios de la población mundial probablemente vivan en países con escasez moderada o severa.

La distribución de los recursos de agua dulce es muy desigual. Las zonas áridas y semiáridas del mundo constituyen el 40 por ciento de la masa terrestre, y estas disponen solamente del 2 por ciento de la precipitación mundial.

La agricultura por irrigación es responsable del consumo de aproximadamente el 70 por ciento del agua, y hasta del 90 por ciento en las regiones tropicales áridas. Los consumos de agua para la irrigación han aumentado más de un 60 por ciento desde 1960.
Al ritmo actual de inversiones, el acceso universal al agua potable no podrá anticiparse razonablemente hasta el año 2050 en África, el 2025 en Asia y el 2040 en América Latina y el Caribe. En general, para estas tres regiones, que comprenden el 82.5 por ciento de la población mundial, el acceso durante los años noventa aumentó de 72 a 78 por ciento de la población total, mientras que el saneamiento aumentó de 42 a 52 por ciento.

En los países en desarrollo, entre el 90 y el 95 por ciento de las aguas residuales y el 70 por ciento de los desechos industriales se vierten sin ningún tratamiento en aguas potables que consecuentemente contaminan el suministro del agua utilizable.

Aproximadamente el 94 por ciento de la población urbana tuvo acceso al agua potable al final del 2000, mientras que el índice para los habitantes en áreas rurales era solamente del 71 por ciento. Para el saneamiento, la diferencia era aún mayor ya que el 85 por ciento de la población urbana estaba cubierta, mientras que en las áreas rurales, solamente el 36 por ciento de la población tuvo saneamiento adecuado.La escasez de agua dulce es uno de los siete problemas ambientales fundamentales presentados en el Informe "Perspectivas del Medio Ambiente Mundial" del PNUMA. Es más, en una encuesta realizada a 200 científicos lo señalaban, junto al cambio climático, como el principal problema del nuevo siglo. De forma sencilla se puede decir que estamos alcanzando el límite de extraer agua dulce de la superficie terrestre, pero el consumo no deja de aumentar. Sin embargo, una gran amenaza la constituye el efecto que el cambio climático tendrá sobre el ciclo hidrológico y la disponibilidad de agua dulce. Básicamente se agravarán las condiciones de escasez de las zonas que ya son áridas (menos lluvias y mayor evaporación).

Actualmente el 20 % de la población no tiene acceso a agua de calidad suficiente y el 50% carece de saneamiento. África y Asia Occidental son las zonas de mayor carencia. De forma simplificada podríamos decir que en los países enriquecidos el problema del agua afecta sobretodo a la conservación de la naturaleza y a las posibilidades de crecimiento económico mientras que en el sur, además de todo eso, la falta de agua potable es la causante directa de enfermedades como la diarrea y el cólera que causan la muerte de 15 millones de niños cada año.El consumo global de agua dulce se ha multiplicado por 6 entre 1900 y 1995 mientras que la población sólo lo ha hecho por 3 ¿superpoblación o superconsumo?. La Agricultura se lleva el 70% de agua dulce consumida por el uso de técnicas de riego inapropiadas. El consumo industrial se doblará en el 2050 y en países de rápida industrialización como China se multiplicará por 5. El consumo urbano también aumenta con la renta percápita, sobretodo en usos recreativos (campos de golf, parques y jardines, etc) y derivados del turismo.

Por otro lado la pérdida de calidad del agua dulce por contaminación repercute muy gravemente en su disponibilidad para consumo, una vez superada la capacidad natural de autodepuración de los ríos. En primer lugar la contaminación difusa de origen agropecuario a través del uso incontrolado de plaguicidas tóxicos y fertilizantes (N y P) produce la eutrofización (crecimiento excesivo de algas y muerte de los ecosistemas acuáticos) pero llega a causar enfermedades cancerígenas a las altas concentraciones que se dan en el Sur. En segundo lugar la contaminación industrial por metales pesados, materia orgánica y nuevos compuestos tóxicos (PCB, etc) se multiplicará por 4 para el 2025. Por último la contaminación urbana se da sobretodo en las mega ciudades del Sur y a sus cinturones de miseria.

Otro gran problema a nivel mundial es el de las aguas subterráneas. Estas constituyen el 97% del agua dulce terrestre frente al ridículo 0.015 % del agua superficial embalsable. El 33% de la población mundial, sobretodo la rural, depende de ella, pero está amenazada tanto por la contaminación de los acuíferos como por la mala utilización de los pozos existentes. La sobre-explotación de éstos provoca el descenso de la capa freática y hace necesario excavar más hondo; el aumento de costes que esto supone perjudica primero a los más pobres. Cuando ésto sucede en zonas costeras el agua del mar penetra y saliniza los acuíferos subterráneos (como ocurre en el litoral mediterráneo).

Por último, tanto a nivel nacional como mundial el agua dulce no está homogéneamente distribuida ni geográfica ni temporalmente. Por ello se están ya produciendo muchos conflictos por el acceso al agua, sobretodo internacionales pero también intranacionales. Este es un problema que se está agravando muy rápidamente por lo que empezamos a asistir a verdaderas guerras del agua. Sin embargo, esta distribución desigual se utiliza a menudo como excusa para grandes embalses y trasvases que ocultan motivaciones puramente económicas y una política hidráulica derrochadora. Dado que la causa real de las injusticias derivadas del agua no se deben a una causa natural sino a la lógica imperialista del sistema, la principal línea de acción debe ser combatir éste en todos sus frentes.

Como puedes ver el problema del agua no es cualquier cosa y necesitamos actuar desde nuestras casas con el ejemplo para empezar a demandar a los gobiernos y a las empresas que hagan lo mismo y podamos rescatar lo poco que nos queda. Aqui te dejo algunos consejos muy utiles que transcribo de Organi-K. Espero los lleves acabo. Lo importante es comenzar por uno mismo.
Repara las fugas de agua en tu hogar. La mayor contribución que podemos hacer es reparar cada fuga y sustituir las llaves, empaques y tuberías necesarios con la ayuda de un plomero.

Consejos

Al cerrar una llave no la dejes goteando, sino asegúrate de cerrarla bien.

Instala ahorradores de agua en las llaves del fregadero, lavabos y regaderas para reducir el consumo en la casa, ¡son muy económicos! En México se consumen 364 litros de agua por persona al día, más del doble que, por ejemplo, los europeos, que consumen 150 litros al día.

Nunca viertas en el WC o por el drenaje gasolinas, ácidos y solventes. Pueden producir en las tuberías reacciones peligrosas, incluso explosivas, y además estás envenenando el agua y las especies que en ella viven.

Para lavar tu coche usa cubeta y jerga en lugar de manguera. Puedes reutilizar para ello el agua de la lavadora o la que recogiste mientras se calentaba la de la regadera.

Repara o reporta cualquier fuga que veas.

Consume productos que no promuevan la tala de árboles y la deforestación de los bosques, ya que es en los bosques donde se cosecha el agua para todos nosotros.

Participa en campañas de reforestación en tu comunidad y si vives cerca de un río o barranca, cuídalos y mantenlos limpios.

Barre la banqueta, patios y cochera con escoba. Una cubeta de agua es suficiente, ¡no necesitas el chorro de la manguera!

En la cocina

Cuando laves los platos procura que sea justo después de la comida para evitar que se sequen los restos de comida y usar menos agua y jabón. Remoja y enjuaga todo de una vez, sin tener la llave abierta y ábrela sólo para el enjuague final.

Instala un aereador, es barato y fácil de colocar y ahorrarás bastante agua.

Al lavar las verduras, pon un tapón en el fregadero y llénalo y lava de una vez todo lo que vas a lavar.

Usa poco agua para cocinar verduras, ya que el sabor y el valor nutritivo se pierden con el agua.
No tires el agua que utilizaste para cocer los vegetales, con ella puedes preparar una sabrosa sopa.

Nunca tires por el fregadero cáscaras o residuos, gastas innecesariamente agua y además puedes tapar tu drenaje. Mejor ponlas en el bote de basura o haz composta para tus plantas.


En el baño

El baño es el lugar de la casa en donde más agua se consume, muchas veces de una manera muy derrochadora. Por eso es muy importante que tomemos medidas sencillas en nuestros hogares para reducir la cantidad de agua que usamos.

¡No dejes correr el agua! Mientras te lavas las manos o la cara, coloca un tapón y llena el lavabo sólo con el agua que necesites. Si quieres llenarlo con agua tibia, no dejes el agua corriendo mientras sale caliente, mejor ciérralo con el tapón y comienza a llenar el lavabo con el agua que primero sale fría, al salir la caliente se templará.

Cierra la llave del agua mientras te cepillas los dientes, de esta manera ahorrarás unos 8 litros de agua. ¡Multiplícalo por las personas que viven en tu casa! Mejor aún, sólo necesitas un vaso para lavarte los dientes, con la mitad del agua te enjuagas la boca, con el agua restante limpias el cepillo. ¿Ya viste qué fácil es cuidar el agua?

Enjuaga y limpia tu navaja de afeitar en un recipiente, no abajo del chorro de agua. No te rasures mientras te bañas, despilfarrarás demasiada agua.

Si todavía tienes un excusado de 16 litros or descarga sustitúyelo por uno de bajo consumo que emplea 6 litros por descarga; esto significa que cada vez que vas al baño estás ahorrando 10 litros de agua.

Si no puedes sustituir tu excusado viejo, puedes colocar dos botellas de agua de 2 litros llenas en la caja, así por lo menos consumirás 4 litros menos en cada descarga.

Vigila periódicamente el estado de las instalacioneso para evitar las fugas en tu excusado. Para asegurarte que no hay fugas puedes echar unas gotas de pintura vegetal en la caja del agua, si el agua de la taza agarra color significa que estás perdiendo agua.
No tires el papel sanitario al agua, por un lado puede tapar los drenajes, además que el exceso de celulosa en el agua puede matar a los peces que en ella viven.

Tampoco uses el excusado para tirar pañuelos, colillas de cigarro u otros residuos. El excusado no es el bote de basura.

Recoge en una cubeta el agua que normalmente dejas correr mientras llega el agua caliente. La puedes utilizar más tarde, para lavar, regar las plantas o fregar los pisos. Si tarda mucho en llegar el agua caliente quizás te convenga cambiar la colocación del calentador o aislar térmicamente la tubería.

Báñate rápidamente y cierra las llaves mientras te enjabonas y aplicas shampoo.

Limpieza

Usa jabones y shampoos biodegradables para el aseo personal y de la casa. Se necesita menos agua para enjuagar y no contienen fosfatos que contaminan el agua. Lee las etiquetas y evita comprar productos que contienen formaldehído y etanol, porque son muy peligrosos para la salud y dañan a toda la cadena de seres vivos.

Talla a mano partes muy sucias para evitar tener que volver a lavar la ropa.

Usa la lavadora sólo con cargas completas para no desperdiciar agua o elige una lavadora que permita utilizar menos agua.

No abuses del agua mientras estás lavando algo. Usa un cepillo, trapo o estropajo para remover la mugre al lavar, no esperes que sólo la fuerza del agua haga el trabajo.

En patio y jardín

Si cubres el suelo del jardín con hojas o tierra de hojas permitirás que se mantenga mejor la humedad.

Riega sólo cuando sea necesario, hazlo muy temprano o después de que se ponga el sol para evitar que el sol evapore el agua.

Selecciona plantas nativas de la zona en donde vives, porque están mejor adaptadas al clima del lugar y requerirán menos agua.

Si riegas con aspersores ubícalos de tal manera que no riegues partes pavimentadas o que no lo necesitan.

En época de secas corta el pasto pero no lo barras para evitar la evaporación.

No utilices fertilizantes artificiales para tu pasto, mientras más crece más agua necesita. En general no utilices fertilizantes artificiales porque envenenan la tierra y el agua y matan a las especies que ahí viven.

Aprovecha el pasto cortado y las hojas para producir composta y así tener un fertilizante natural que no contamine.

No cortes muy al ras el pasto, la altura conveniente es entre 5 y 8 cm, así las raíces se mantienen sanas y se retiene la humedad.

En época de secas no desperdicies el agua en el pasto que se puso amarillo, no es que esté muerto o se haya secado sino que está inactivo y revivirá cuando llegue la época de lluvias.
Si usas jabones biodegradables puedes aprovechar el agua que sale de la lavadora para regar tus plantas.

1 comentarios:

Mariana Buenfil Q. dijo...

Davo!!! Arriba esos animos
Te felicito por el gran esfuerzo, dedicacion y constancia que le has dado al blog.

Sigamos adelante!!! :)

Sitio Diseñado por: Grupo Local Greenpeace Morelos